Lourdes Motta.

Fotografía: Luis Tierrasnegras
CDMX